Hemos tenido la oportunidad de poder entrevistar a pionera en el diseño de la lencería, Rosario Puñales. 

Equipo Pasarento: Hola Rosario. En primer lugar, quisieramos agradecerle en buscar algo de tiempo para reunirse con nosotros. Nos podría contar un poco de lo que realmente despertó tu interés en la moda?

Rosario: Nací en una familia con pasado textil, mi padre vendía tejidos desde los años 60 y con el tiempo fue montando tiendas de ropa multimarca. Los años en los que el grupo Inditex y similares comenzaron a introducir sus tiendas, mi familia amplió su interés en la estampación de prendas.

Yo trabajé con mi familia y más tarde decidí viajar para formarme en estudios de moda, estampación y diseño textil en el Instituto Catalán de la Moda de Barcelona y en Londres en Saint Martins y en Chelsea College of Arts and Design.

Equipo Pasarento:  Qué es lo que representa tu marca?

Rosario: Representa el poder vestir lencería desde el interior, pero con el uso de un modo exterior. Puedes utilizar las prendas no sólo de un modo más íntimo sino que puedes mostrarlas para reafirmar la feminidad y tu lado más sensual.

Equipo Pasarento: Qué es lo que quieres que la gente vea en tu marca? Cómo quieres que se sienten la gente visitiendo tu marca?

Rosario: Principalmente me gusta que la mujer conecte con la feminidad  y la elegancia del modo más natural posible.

Equipo Pasarento: Cual es tu fuente de inspiración?

Rosario: Son las mujeres que hacen cosas bonitas como escritoras, cantantes, actrices..

También me inspiran mucho los años 20 por la maravillosa calidad de los tejidos y el modelo fuerte de la mujer garçonne.
Durante mis viajes me dejo llevar por la inspiración. 
Equipo Pasarento: En tu opinion, en qué detalles crees tú que nos tenemos que fijar a la hora de comprar  ropa o lencería?
Rosario: Considero que lo más importante a tener en cuenta a la hora de comprar, es fijarse en la calidad de los materiales con los que se ha confeccionado la prenda. Es muy arriesgado utilizar tejidos de baja calidad. No sólo hay que tenerlo en cuenta como algo estético, sino también para nuestra salud y la del planeta.