LA CAMISA BLANCA NO PASA DE MODA, SE REINVENTA.

 

 

Si alguna vez te ha dicho alguien que la camisa blanca ya no se lleva y que ha pasado de moda, no vuelvas a escuchar nunca más a esa persona, no merece la pena. Las prendas básicas son parte fundamental en buen fondo de armario, junto a al LBD, un buen vaquero, una gabardina de entretiempo o una americana. Y la camisa blanca es de esas prendas que te salvarán en ocasiones en las que no tengas de idea de qué ponerte una noche de cena, o un día de trabajo o incluso un evento importante. Te traemos 5 camisas blancas adaptadas a las tendencias actuales que son de todo menos aburridas.

 

VOLANTES

Llegaron en 2017, pero siguen imponiéndose con fuerza en vestidos, faldas, pantalones y las camisas blancas no se escapan de ellos. Estas camisa prometen ser tu mejores aliadas cuando necesites un toque extra de estilo en tu look.

 

 

ENCAJE

¿Qué tendrán los encajes que tanto nos gustan? Un tejido reservado para la ropa más íntima ahora se adueña de prendas y complementos. El verdadero encanto del encaje es, sin embargo, que conserva sus cualidades innatas. Provocación, seducción y feminidad. ¡Un acierto seguro!

 

 

 

 

 

CUELLOS ORIGINALES

Los cuellos son la parte más característica de la camisa y por lo tanto no es raro que podamosencontrar camisas en el mercado con cuellos rediseñados. `Podemos encontrarnos con cuellos bordados, con frunces, con pedrería, cuellos mao, estilo bebé e incluso con volantes para las más atrevidas.

 

 

 

TIPO PIJAMA

Las camisas pijama se han convertido en una de las tendencias más locas y atrevidas. Del dormitorio a la calle, se trata de una prenda sofisticada y elegante para looks de noche pero también son ideales para looks de día de estilo casual. Lo que está claro es que las prendas de estar en casa tienen una doble vida (y uso).

 

 

 

 

BOTONES LLAMATIVOS

Hablamos de una microtendencia que podría pasar fácilmente desapercibida, pero lleva entre nosotros varios meses y creemos que irá cogiendo más fuerza conforme pase el tiempo. La propuesta es clara, camisa blanca con botones llamativos y/o extra grandes. No hablamos simplemente de botones tipo joya, pueden ser simplemente negros, dorados o incluso carey. El tamaño también puede cambiar, pero esencialmente son XL, contrastando así con el blanco (o incluso beige) de nuestra camisa.